Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La copiloto del vuelo siniestrado en Nepal había perdido a su marido en otro accidente aéreo en 2006

La copiloto del vuelo que se estrelló el domingo en Nepal, causando la muerte de al menos 68 personas a bordo, era la esposa de un piloto que perdió la vida en un accidente aéreo hace casi 17 años.

Anju Khatiwada, de 44 años, se incorporó a Yeti Airlines de Nepal en 2010, siguiendo los pasos de su marido, Dipak Pokhrel, que murió cuatro años antes cuando el pequeño avión de pasajeros que pilotaba para la compañía aérea se estrelló minutos antes de aterrizar.

El domingo, Khatiwada ocupaba el asiento del copiloto en un vuelo de Yeti Airlines procedente de Katmandú que se precipitó por un barranco cuando se aproximaba a la ciudad de Pokhara, en lo que fue la catástrofe aérea más mortífera de Nepal en tres décadas.

De momento no se ha encontrado ningún superviviente entre los 68 pasajeros y los cuatro miembros de la tripulación.

El portavoz de Yeti Airlines, Sudarshan Bartaula, confirmó que el marido de Khatiwada murió en 2006 en un accidente de un avión Twin Otter en la ciudad de Jumla.

«Consiguió su formación de piloto con el dinero que obtuvo del seguro tras la muerte de su marido», añadió Bartaula.

Piloto con más de 6.400 horas de vuelo, Khatiwada había volado anteriormente la popular ruta turística de Katmandú a la segunda ciudad más grande del país, Pokhara.

El cuerpo de Kamal K.C., el capitán del avión, que contaba con más de 21.900 horas de vuelo, ha sido recuperado de entre los restos e identificado positivamente.

Los restos de Kathiwada no han sido identificados, pero se teme que haya muerto, dijo Bartaula.

«El domingo, ella pilotaba el avión con un piloto instructor, que es el procedimiento habitual de la aerolínea», dijo un funcionario anónimo de Yeti Airlines, que conocía personalmente a Khatiwada.

«Khatiwada siempre estaba dispuesta a realizar cualquier tarea y ya había volado antes a Pokhara«.

El avión ATR-72 que copilotaba Khatiwada se balanceó de lado a lado antes de estrellarse en un desfiladero cercano al recién inaugurado aeropuerto e incendiarse, según relatos de testigos presenciales y un estremecedor vídeo del accidente publicado en las redes sociales.

Las autoridades recuperaron el lunes la grabadora de voz de la cabina y la grabadora de datos de vuelo del avión, lo que podría ayudar a los investigadores a determinar qué provocó que se estrellara con tiempo despejado.

Jagannath Niraula, portavoz de la Autoridad de Aviación Civil de Nepal, dijo que las cajas se entregarán a los investigadores.

Ambas grabadoras estaban en buen estado y se enviarían a analizar siguiendo la recomendación del fabricante, confirmó a Reuters Teknath Sitaula, funcionario del aeropuerto de Katmandú.

Nepal inició el lunes un día de luto nacional, mientras los equipos de rescate descendían en rápel por un desfiladero de más de 20 metros para continuar la búsqueda. A primera hora de la mañana se encontraron otros dos cadáveres.

El lunes, más de 24 horas después del accidente, los equipos de rescate tuvieron que luchar contra el tiempo nublado y la escasa visibilidad mientras rastreaban el desfiladero en busca de pasajeros en paradero desconocido. Hasta ahora se han recuperado 68 cadáveres.

La Autoridad de Aviación Civil de Nepal informó de que el avión había contactado por última vez con el aeropuerto desde las proximidades del desfiladero de Seti a las 10.50 horas.

Minutos antes de que la aeronave aterrizara el domingo, el piloto solicitó un cambio de pista, dijo a Reuters un portavoz del aeropuerto de Pokhara.

«El permiso fue concedido. No preguntamos (por qué), siempre que un piloto lo pide damos permiso para cambiar de aproximación», dijo el portavoz, Anup Joshi.

El avión bimotor ATR 72, operado por la aerolínea nepalí Yeti Airlines, estaba completando el vuelo de 27 minutos desde la capital, Katmandú, a Pokhara, 125 millas al oeste.

En él viajaban 72 personas, entre ellas 15 extranjeros, según informó la Autoridad de Aviación Civil de Nepal en un comunicado. Entre los extranjeros había cinco indios, cuatro rusos, dos surcoreanos, un irlandés, un australiano, un argentino y un francés.

Cientos de personas se congregaron ante la Academia de Salud y Ciencia de Pokhara, en el Hospital Occidental, donde se encuentran los cadáveres. Familiares y amigos de las víctimas, muchas de las cuales eran de Pokhara, se consolaban mientras esperaban.

Casi 350 personas han muerto desde el año 2000 en accidentes de avión o helicóptero en Nepal -donde se encuentran ocho de las 14 montañas más altas del mundo, incluido el Everest-, donde los cambios repentinos de tiempo pueden crear condiciones peligrosas.

 

ENLACE ORIGINAL: Co-pilot of Nepal flight lost pilot husband in 2006 crash (nypost.com)

 

VEA TAMBIÉN: Autoridades investigan un aterrador accidente en el aeropuerto JFK de Nueva York – EntornoInteligente – Breaking News del mundo entero

Tags

Share this post:

Relacionados
Category

Suscríbete a nuestro boletín exclusivo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore