Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Perú: ordenan dos años y medio de cárcel para cuñada de Castillo por “alta probabilidad de fuga»

Un juez peruano impuso el domingo dos años y medio de prisión preventiva a Yenifer Paredes, cuñada del presidente Pedro Castillo, mientras se la investiga por su presunta participación en una organización criminal para lavar activos, a la que también pertenecerían el mandatario y la primera dama.

Es la primera vez en la historia peruana que un familiar tan cercano de un presidente en el cargo es enviado a prisión. Si bien es la cuñada del mandatario, Paredes, de 26 años, fue criada desde pequeña como hija de la pareja presidencial tras la muerte de su madre.

Después de postergar su decisión por dos ocasiones, el juez Johnny Gómez, del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria, dijo que existía “una alta probabilidad de peligro de fuga», por lo que no se podía dictar otra medida que la prisión preventiva.

Paredes permanecerá encarcelada hasta el 9 febrero de 2025, dijo el juez. La defensa de la acusada apeló la decisión. La fiscalía pedía tres años de cárcel preventiva.

La sospechosa lleva detenida desde el 10 de agosto, al día siguiente de que la policía la buscara sin éxito en el palacio presidencial, donde la buscó incluso debajo de la cama del mandatario, según una orden de allanamiento a la que The Associated Press tuvo acceso.

El mandatario no se ha pronunciado. Pero el 10 de agosto, cuando Paredes se entregó a la justicia dijo que “sacarán de todo para seguir golpeando a mi familia, a mis padres, hermanos, es parte de la lucha, pero no me van a doblegar. El caso de mi hija Yenifer, es parte de la vida política en el Perú y sé que junto a ustedes saldremos adelante para lograr un país más justo”.

La fiscalía acusa a Castillo, a varios de sus familiares, al actual ministro de Transportes, Geiner Alvarado, y a José Medina, alcalde del pueblo donde vivía el mandatario, de integrar un grupo criminal. Medina también recibió 2 años y medio de prisión preventiva.

Según la fiscalía, la coordinadora de la presunta red criminal sería la primera dama, Lilia Paredes, y los testaferros tres cuñados de Castillo, incluyendo a Yenifer Paredes. En tanto, las empresas fachada serían propiedad de allegados a la familia presidencial.

Fuente: AP

Share this post:

Relacionados
Category

Suscríbete a nuestro boletín exclusivo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore