Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Opiniones totalmente contrapuestas generan las llamadas Zonas Económicas Especiales

Opiniones totalmente contrapuestas dejaron ver dos voces eminentemente conocedoras de la materia económica con respecto a las llamadas Zonas Económicas Especiales (ZEE), creadas a partir de la ley respectiva, recientemente sancionada por la asamblea Nacional y que ya ha levantado harta polémica.

En efecto, por un lado, el diputado a la Asamblea Nacional, Jesús Faría, ex ministro de Comercio Exterior y hombre alta y estrechamente vinculado al gobierno “revolucionario”, opina que el superintendente de las ZEE a ser designado debe ser “un cuadro político, en absoluta sintonía con las políticas del gobierno nacional”.

Y precisó que, además, ese “cuadro político” tiene que estar “en absoluta sintonía” con los  procesos económicos que se están produciendo en Venezuela.

—Todo ello –destacó— para propiciar la atracción de la inversión, en aras de desarrollar la fuerza productiva del país, para, al final, dar fortaleza a la soberanía nacional, a través de elementos como la sustitución de importaciones, y dejar la dependencia del petróleo.

Manejo “gerencial”

Por su parte, el profesor Juan José Pérez, experto en la materia económica y docente de la misma materia en la Universidad Centroccidental “Lisandro Alvarado”, de esta ciudad, es de opinión totalmente contraria.

Si bien admite Pérez que la existencia de las Zonas Económicas Especiales puede generar, si funcionan bien, un amplio desarrollo económico para el país, para que esto último ocurra, el manejo de este mecanismo legislativo debe ser auténticamente gerencial, es decir, deslastrado del ingrediente político.

 A su juicio, el manejo tiene que ser eminentemente gerencial, pues ciertamente las ZEE “son una ventana de oportunidades variadas, pero siempre y cuando quien se encargue de dirigir ese proceso se despoje de criterios discrecionales discriminatorios, y que el trato será igual para todos los inversionistas”.

–Porque la idea, entiendo –prosiguió–, es promover el crecimiento económico hacia afuera, tanto con exportaciones como con importaciones, pero dándole cabida siempre a las inversiones bajo condiciones excepcionales.

Reinaldo Gómez

Gráfica: Archivo

Tags

Share this post:

Relacionados
Category

Suscríbete a nuestro boletín exclusivo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore