Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las 10 medidas económicas del Gobierno de Javier Milei para Argentina

Luis Caputo, ministro de Economía, devalúa la moneda un 50% y anuncia drásticos recortes en el gasto público

El ministro de Economía de Argentina, Luis Caputo, devaluó este martes un 50% la moneda, como parte de una batería de medidas de reducción del gasto público. El plan señala las 10 primeras directrices que tomará el Gobierno del presidente ultraderechista Javier Milei para hacerle frente al déficit fiscal ―que Caputo describió como el principal problema de Argentina― y la inflación.

“Estamos frente a la peor herencia de nuestra historia, un país donde los argentinos somos cada vez más pobres”, dijo el nuevo el ministro de Economía en un mensaje grabado. “Si seguimos como estamos, vamos inevitablemente en camino a una hiperinflación. Podemos […] llegar a niveles de 15.000% anual. Para que se entienda eso en números, hablamos de que una leche pase de valer 400 pesos a 60.000 pesos en el lapso de un año. Nuestra misión es evitar esta catástrofe”.

El ministro adelantó que los próximos meses serán particularmente duros, especialmente en términos de inflación, que ya supera el 140% anual. A continuación, se presentan las diez medidas económicas anunciadas por el Gobierno argentino, cuya finalidad es neutralizar la crisis y estabilizar las variables económicas.

Devaluación de la moneda

El peso argentino perdió este martes el 50% de su valor frente al dólar. La cotización oficial, que fija el Banco Central y sirve principalmente para el comercio exterior, pasó de 400 a 800 pesos. La medida no supone liberar el mercado de cambios. El dólar oficial convivirá con una decena de cotizaciones paralelas, algunas legales, como la que utilizan las empresas que dolarizan sus activos en pesos a través de la Bolsa, y otras ilegales, como el llamado dólar blue, al que acuden los ahorristas privados.

“De esta manera, beneficiamos a los exportadores con un mejor precio y equiparamos la carga fiscal para todos los sectores, dejando de discriminar al sector agropecuario”, ha dicho el ministro.

Suspensión de la obra pública

El Estado Nacional no licitará nuevas obras públicas; además, se cancelarán las licitaciones aprobadas cuyo desarrollo aún no haya comenzado. “La realidad es que no hay plata para pagar más obra pública que, como todos los argentinos sabemos, muchas veces termina en los bolsillos de los políticos o de los empresarios de turno. La obra pública ha sido siempre uno de los focos de corrupción del Estado y con nosotros eso se termina. Las obras de infraestructura en Argentina serán realizadas por el sector privado, ya que el Estado no tiene plata ni financiamiento para llevarlas a cabo”, ha dicho el ministro de Economía.

Reducción a los subsidios de energía y transporte

Caputo anticipó un drástico recorte de los subsidios a la energía y el transporte. De acuerdo con el ministro, el Estado sostiene artificialmente los precios bajos en las tarifas de estos servicios a través de subsidios. “La política siempre lo ha hecho porque de esa forma engañan a la gente haciéndoles creer que les ponen plata en el bolsillo. Pero como todos los argentinos ya se habrán dado cuenta, estos subsidios no son gratis, sino que se pagan con inflación. Lo que te regalan en el precio del boleto te lo cobran con los aumentos en el supermercado. Y con la inflación son los pobres los que terminan financiando a los ricos”.

Reducción de la plantilla del Estado

Milei prometió en campaña que despediría a miles de empleados a los que considera “ñoquis”, como se le dice en Argentina a aquellos que cobran un salario, pero no trabajan. Por ahora, el recorte afectará solo a los que tengan menos de un año de contrato. Según el ministro Caputo, esta es una práctica habitual en política que consiste en incorporar a familiares y amigos antes de la finalización de un término de mandato.

Suspensión de la publicidad oficial

El Gobierno no publicitará durante un año en la prensa. “Durante 2023, entre la presidencia y los ministerios se gastaron 34.000 millones de pesos en pauta. No hay plata para gastos que no sean estrictamente necesarios, y mucho menos, para sostener con plata de los contribuyentes medios que se crean solo para alabar las virtudes de los gobiernos de turno”, ha dicho.

Reducción en el número de ministerios y secretarías

En la nueva estructura del Estado argentino, los ministerios pasaron de 18 a nueve, y las secretarías de 106 a 54. “Esto va a redundar en una reducción de más del 50% de los cargos jerárquicos de la política, y del 34% de los cargos políticos totales del Estado Nacional”, ha señalado Caputo.

Transferencias a las provincias en Argentina

Caputo, además, anunció la reducción “al mínimo” de las transferencias que el Estado Nacional hace a las provincias, que en muchos casos dependen de los fondos del Gobierno central para pagar salarios. Según el ministro, los recursos se han usado como moneda de cambio para intercambiar favores políticos.

Eliminación de los derechos de exportación

El ministro expresó que una vez finalizada la emergencia, se avanzará en la eliminación del pago de todos los derechos de exportación, pues, según el funcionario, constituyen un gravamen perverso que entorpece el desarrollo de Argentina.

Reemplazo del sistema SIRA

Caputo anunció el fin del sistema SIRA, por el cual el Estado decidía qué importadores tenían acceso o no a dólares para cancelar sus pagos en el exterior. Según el ministro, se reemplazará por un sistema estadístico y de información que no requerirá de la aprobación previa de licencias. “Se termina así la discrecionalidad y se garantiza la transparencia del proceso de aprobación de las importaciones. El que quiera importar, ahora podrá hacerlo, y punto”, ha dicho. “Este es el camino correcto. Si seguimos por el otro camino, inevitablemente, vamos a ir a un escenario de mucha mayor pobreza, mucha mayor inflación y mucho mayor sufrimiento”.

Fortalecimiento de la ayuda social

Caputo ha advertido de que las nuevas medidas supondrán meses muy duros, sobre todo para los más pobres. Para paliar en parte el impacto negativo, habrá una subida en los montos que el Estado reparte a través de programas como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Tarjeta Alimentar, de la que dependen millones de familias.

De acuerdo con previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la economía argentina se contraerá un 1,3% en 2024. Luego se recuperará progresivamente, y alcanzará un crecimiento del 1,9% en 2025. La elevada inflación, acompañada de la incertidumbre política y las restrictivas condiciones financieras, será un lastre para el consumo del próximo año y seguirá frenando la inversión en el país. La OCDE estima que para 2025 se produzca un repunte gradual a medida que la situación mejore poco a poco, y se recuperen las exportaciones.

Tags

Share this post:

Relacionados
Category

Suscríbete a nuestro boletín exclusivo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore