Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Investigadores estadounidenses estudian tratamiento con hierro para eliminar el cáncer de próstata

Un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de Georgia en la Universidad de Augusta, Estados Unidos, está trabajando en un revolucionario tratamiento que podría matar este cáncer de próstata, empleando hierro.

El hierro cumple una función fundamental en el correcto funcionamiento del cuerpo humano, permitiendo que los glóbulos rojos de nuestra sangre transporten el oxígeno allí donde es necesario que llegue. De la misma manera, se sabe que en grandes dosis es letal para las células y, en último término, para la persona.

En esta última premisa se basa el trabajo, auspiciado por el Departamento de defensa de Estados Unidos, que lo que busca es encontrar una estrategia para utilizar estos efectos letales sobre las células cancerígenas.

Cóctel de fármacos y manipulación epigenética

¡Tal y como anuncia el portal de noticias científicas Eurek Alert!, la principal dificultad radica en que las células del cáncer de próstata son particularmente resistentes a los efectos nocivos del exceso de hierro (que se deben principalmente a un proceso químico llamado peroxidación de lípidos, que daña ciertas sustancias fundamentales para la vida celular).

Por ello, este tipo de cáncer es difícil de tratar con medicamentos que producen ferroptosis (exceso de hierro) en las células. No obstante, estos investigadores creen que han encontrado la manera de saltar este obstáculo manipulando un gen que regula el estrés celular, el ATF3. La idea es que, si se logra puentear el mecanismo que permite a las células del cáncer ignorar el estrés celular, estas se volverán vulnerables a la ferroptosis.

Así, concluyen que inhibir este mecanismo y emplear al mismo tiempo un cóctel de fármacos con diferentes efectos, por ejemplo, uno que facilita el desprendimiento de hierro de los lugares del cuerpo en los que se encuentra de manera natural, como la hemoglobina, y otro que lo que logra es precisamente inhibir en cierto grado la ferroptosis en las células sanas.

Los principales artífices de la estrategia ya han logrado sensibilizar células cancerígenas a la ferroptosis aumentando la expresión del gen ATF3. Con base a estos resultados, ahora se embarcan en el proceso de probar esta línea de tratamiento en modelos animales, específicamente ratones con cánceres de esta clase.

Fuente: 800noticias

Relacionados
Category

Suscríbete a nuestro boletín exclusivo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore