Sigue el desastre en Ecuador

Home » Technology » Sigue el desastre en Ecuador
Sigue el desastre en Ecuador

Los presidios, principal territorio rebelde en la guerra interna del país

Una mujer busca la documentación de su hijo para evitar la detención por varios militares, en Quito.
Una mujer busca la documentación de su hijo para evitar la detención por varios militares, en Quito.DOLORES OCHOAAP

Pese al empeño del Bloque de Seguridad, compuesto por Fuerzas Armadas y Policía Nacional, las cárceles de Ecuador se mantienen como principal foco rebelde en el conflicto armado interno decretado por el Gobierno. Nuevasfugas en Guayaquil y un enfrentamiento a tiro limpio en Machala, con la muerte de un reo, conforman el actual escenario de violencia, en el que la suerte de los 170 funcionarios de prisiones secuestradosatemoriza al país. 

Fuerzas policiales buscaban este sábado por todo la ciudad a cuatro de los escapados en la noche del viernes de la Penitenciaría del Litoral, con más de 5.000 presos en su interior. A dos de los reos se les detuvo en las inmediaciones de la cárcel, colindante a la que se encontraba Fito, caudillo de Los Choneros, cuya fuga hace una semana precipitó la semana de terror en el país andino. 

Los penales de Esmeraldas, Latacunga, Ambato, Cuenca, Loja y Azogues continúan con motines activos. En el primero, la mediación del sacerdote burgalés José Antonio Maeso, capellán de la cárcel, ha conseguido las primeras liberaciones. Pero la tensión es máxima en todos estos recintos.

Los primeros beneficiados del diálogo fueron la panadera Pilar Bautista, capacitada de los presos, y el guía carcelario Jackson Angulo. Una veintena de sus compañeros prosigue secuestrada en el Centro de Varones de Esmeraldas. 

«Señor presidente, necesitamos que acepte los diálogos para llegar a la paz. No puede ser posible que nosotros sigamos detenidos y de que su actuación sea como si no le importáramos. Las ppl (personas privadas de libertad) sólo desean rehabilitarse, una oportunidad de ser tratados como lo que son, seres humanos. Por favor, concilie la paz, no deje que se derrame la sangre. Permita que quienes cometieron errores tengan una nueva oportunidad», imploró a través de un vídeo dramático, grabado por los presos, el jefe de los agentes de seguridad penitenciaria de la cárcel de Cuenca, rodeado por una veintena de compañeros. 

«Sentimos que el Estado nos ha dado la espalda«, corroboró desde el penal de Cotopaxi otro de los rehenes, que se sienten los grandes olvidados de esta crisis. 

Según los datos provisionales dados a conocer por el Bloque de Seguridad, ya se han rescatado a 56 personas, entre ellos seis policías. El despliegue de militares y policías, que proseguía ayer en Guayaquil, ha provocado hasta el momento la detención de 854 personas, entre ellos 94 «terroristas». Cinco delincuentes y dos agentes han perdido la vida.

LUCHA CONTRA EL TERROR

«El Bloque de Seguridad está en territorio, luchando contra quienes generan el terror. ¡Vamos Ecuador, defiende tu bandera! Esta batalla nos tiene de pie. Somos una sola fuerza, un solo Ecuador«, arengó el gobierno en los microespacios publicitarios que aparecen en redes sociales y televisión. 

Entre los detenidos hay tres pandilleros, pertenecientes a Las Águilas, que ya están en prisión preventiva señalados por su participación en un atentado frustrado contra César Zapata, comandante general de la Policía. Los detenidos permanecían a la espera en dos vehículos aparcados en las inmediaciones del domicilio familiar del jefe policial. Disponían al menos de una pistola y un cuchillo.

Uno de ellos contaba con una orden de búsqueda tras fugarse de la prisión de Cotopaxi y otro llevaba tatuado en el abdomen el símbolo de Las Águilas, una de las 22 bandas de pandilleros declaradas como grupos terroristas esta semana.