The New York Times demanda a Microsoft y a OpenAI por usar sus textos sin permiso

The New York Times demanda a Microsoft y a OpenAI por usar sus textos sin permiso
Como parte de la demanda se incluyen ejemplos de varios textos producidos por GPT-4 (uno de los productos de OpenAI) que son casi indistinguibles de algunas investigaciones publicadas por el medio

El periódico The New York Times ha presentado una demanda contra Microsoft y la empresa de inteligencia artificial OpenAI por utilizar sus textos sin permiso para entrenar a sus modelos de Inteligencia Artificial.

De acuerdo con el medio, millones de sus artículos se han utilizado para afinar unos chatbots contra los que ahora se ven obligados a competir en el sector de la información.

«A través de Bing Chat de Microsoft (recientemente renombrado Copilot) y ChatGPT de OpenAI, los demandados buscan aprovecharse de la enorme inversión de The Times en su periodismo, usándolo para construir productos sustitutivos sin permiso ni pago«, se puede leer en la demanda, presentada en un tribunal de Manhattan.

El periódico no busca una compensación económica concreta, pero sí que se haga responsables a los demandados de «miles de millones de dólares» en daños y perjuicios, y que se destruyan los modelos de IA que utilizan información con copyright de The New York Times.

Como parte de la demanda se incluyen ejemplos de varios textos producidos por GPT-4 (uno de los productos de OpenAI) que son casi indistinguibles de algunas investigaciones publicadas por el medio.

Además, muestran que se le puede pedir al buscador Bing, de Microsoft, que copie párrafos enteros de noticias del Times, que requiere una suscripción para leer gran parte de su contenido.

Los chatbots de inteligencia artificial como ChatGPT utilizan enormes cantidades de datos de texto para predecir la palabra más probable en respuesta a una pregunta, con lo que consiguen recrear con una exactitud pasmosa el discurso humano.

Linda Evangelista, Cindy Crawford o Naomi Campbell, así eran y así (de increíbles) están las supermodelos que arrasaron en los 90

Sin embargo, en muchas ocasiones, todos esos textos que se utilizan para entrenar el modelo, como libros o artículos de prensa, están protegidos por copyright, y cada vez más autores y compañías exigen ser compensados por el uso de su obra.

A comienzos de mes, OpenAI, cuyo principal inversor es Microsoft, alcanzó un acuerdo con la empresa Axel Springer, que publica los medios PoliticoBusiness Insider o Bild, para utilizar su contenido a cambio de una tasa.