El circo chavista sigue inhabilitando a Maria Corina Machado

Home » Technology » El circo chavista sigue inhabilitando a Maria Corina Machado
El circo chavista sigue inhabilitando a Maria Corina Machado

La decisión clave que demora el régimen de Maduro: de qué depende la habilitación de María Corina Machado

La triunfadora de las primarias opositoras aun continua inhabilitada por el chavismo para las elecciones presidenciales de 2024. Analista evaluaron para Infobae las alternativas con las que especula el chavismo

La líder opositora venezolana María Corina Machado, aún permanece inhabilitada por el régimen de Maduro para competir en las presidenciales de 2024. EFE/ Miguel Gutiérrez

En el complejo tablero político de Venezuela, donde las negociaciones, las estrategias y las tensiones internas convergen, la figura de María Corina Machado emerge como un elemento central. La triunfadora clara de las primarias de la oposición aún permanece inhabilitada por el régimen para presentarse en las presidenciales del año próximo. Su participación plantea un dilema político tanto para el régimen de Nicolás Maduro como para los actores internacionales, especialmente Estados Unidos.Te puede interesar: La Justicia de Venezuela pidió a la Contraloría presentar información sobre la inhabilitación de María Corina Machado

Machado es la más destacada referente de la oposición, con una creciente popularidad capaz de desafiar la hegemonía del régimen de Nicolás Maduro. Sin embargo, su camino a la presidencia se ve obstaculizado por una inhabilitación política deliberada que, para muchos observadores, refleja el temor por parte de la dictadura chavista, no sólo por el hecho de que su libre participación en las elecciones presidenciales de 2024 sería la amenaza más seria para cortar con su perpetuación en el poder, sino que además, su llegada a la presidencia, no representa garantías de una transición consensuada como la que le gustaría a algún sector del chavismo.

Para el abogado y consultor político venezolano Giulio Cellini Ramos, el régimen de Maduro ha dejado claro que la habilitación de María Corina Machado para participar en elecciones es equiparable a la firma de su renuncia.

“Las probabilidades de que Maduro renuncie mañana, yo creo que es cero y es el mismo porcentaje de posibilidad que veo de que la habiliten porque ella tiene una preferencia muy clara en los estudios de opinión, mientras que el régimen tiene una situación de descontento generalizado que raya básicamente en la irritación”, dijo Cellini.Te puede interesar: Reclaman facilitar el registro de votantes en Venezuela para las elecciones presidenciales de 2024

Por lo tanto, “para el gobierno habilitar políticamente a María Corina Machado y dejarla participar en una elección es el equivalente a que Nicolás Maduro firme su renuncia”, aseguró el también director de la consultora LOG Consultancy.

Esta postura refleja la percepción del régimen sobre el riesgo que representa la líder opositora, cuya popularidad ha ido en aumento, según diversos estudios de opinión.Te puede interesar: La Comisión Interamericana de Derechos Humanos exhortó al régimen de Maduro a proteger a la opositora María Corina Machado

Las encuestas indican que Machado tiene una preferencia clara entre la población venezolana, lo que la convierte en una candidata capaz de desafiar al chavismo. Para el régimen, perder el poder en favor de alguien en quien no confían y que no garantiza una transición bajo sus términos es inaceptable, es por ello que voceros del chavismo como Diosdado Cabello, se han encargado de repetir hasta el cansancio que Machado no será habilitada.

Sin embargo, para el politólogo y analista político, Piero Trepiccione, esa imposibilidad de habilitación no es tan firme ya que una de las patas de la mesa de negociación entre chavismo y oposición, la sostiene precisamente EEUU, quien ha reiterado en varias oportunidades, que una de las condiciones para el levantamiento de las sanciones que pesan sobre el régimen, es la habilitación de todos los políticos venezolanos, incluyendo, por supuesto, a la gran ganadora de las elecciones primarias, María Corina Machado, tal y como se acordó en la reunión de Barbados.

Piero Trepiccione, politólogo y analista político

“Los términos exactos de los acuerdos de Barbados firmados entre el chavismo y la oposición son desconocidos por la opinión pública. Lo que hay que tener claro es que uno de los aspectos centrales para que se pueda estar llevando a cabo esta negociación, es la realización de elecciones presidenciales en Venezuela el próximo año y la necesidad efectiva de que todos los candidatos inhabilitados puedan participar, incluyendo a María Corina Machado”, destacó el politólogo.

Pese a que Trepiccione cree que Machado tarde o temprano terminará siendo habilitada por el régimen, basándose en los pasos que ambas partes han venido dando, como la liberación de presos políticos por parte del régimen y el levantamiento parcial de sanciones por parte de EEUU, advierte que no hay que subestimar al Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y que el próximo año sea crucial en su estrategia para dañar la imagen de la líder liberal.

“Yo sí creo que levanten la inhabilitación de María Corina Machado, pero en paralelo seguramente la maquinaria chavista comenzará a estructurar algunas narrativas para quebrar el apoyo que ella ha venido ganando”, dijo el politólogo.

“No podemos subestimar al chavismo ya que son una fuerza política que es pésima gobernando según el balance de su gestión y su política económica, pero que maneja muy bien las narrativas y la estrategia política, en esa materia siguen siendo muy hábiles”, destacó Trepiccione.

“María Corina Machado hoy triplica en intención de voto a Maduro, pero el chavismo tiene otras herramientas políticas que puede utilizar para tratar de fragmentar el voto de la oposición”, agregó.

La estrategia del régimen

Desde la perspectiva de Estados Unidos, la situación es un desafío diplomático y estratégico. Aunque es consciente de la reticencia del régimen de Maduro a habilitar a Machado, el interés primordial de Estados Unidos radica en lograr elecciones presidenciales libres y en condiciones normales en Venezuela.

Sin embargo, la probabilidad de que el régimen acceda a la habilitación de Machado parece ser mínima. En cambio, se vislumbra la estrategia del régimen venezolano de promover candidaturas opositoras que confundan y dispersar el voto, buscando debilitar la opción de Machado y, en caso de su no habilitación, fomentar la abstención.

“El gobierno lo que va a buscar es tener candidaturas pseudo-opositoras que confundan y dispersar el voto, sumado a una inhabilitación de María Corina Machado con la que buscarán que ella ella promueva la abstención. Ese sería un escenario ideal para el chavismo, donde pueden ganar siendo minoría, porque para ellos lo ideal es que ella abandone el camino electoral”, dijo Cellini Ramos.

No menos relevante es la aguda habilidad del chavismo para manejar las narrativas políticas y su histórico control del poder, que les ha permitido contraatacar estratégicamente a la oposición, minimizando sus errores y maximizando sus aciertos. Aún así, el creciente apoyo a Machado, evidenciado en las recientes primarias opositoras, podría impulsar un cambio de táctica por parte del régimen, levantando su inhabilitación mientras despliegan nuevas estrategias contra ella.

El régimen de Maduro busca menoscabar la voluntad popular que se ha expresado de manera contundente a favor de María Corina Machado. La estrategia gubernamental se orienta a fracturar el voto opositor y socavar el respaldo de Machado. A lo largo de los años, el chavismo ha demostrado ser hábil en el manejo de narrativas y estrategias políticas, y se espera que utilice estos recursos para contrarrestar el creciente apoyo a la líder opositora.

La líder opositora, aunque inhabilitada para cargos públicos, ha desafiado esta restricción y ha mantenido una posición firme, incluso frente al Tribunal del régimen, donde se presentó de manera sorpresiva para exigir el levantamiento de inhabilitación.

null

“María Corina ha sostenido una retórica durante los últimos meses asegurando que ella no está inhabilitada porque no ha sido notificada al respecto sobre qué procedimientos, pero qué procedimientos se puede esperar de un tribunal que es un brazo ejecutor del gobierno de Maduro, entonces no podemos regirnos por el derecho procesal que establece los lapsos legales”, dijo Cellini.

“Para el gobierno era importante que María Corina se presentara en el Tribunal para solicitar la revisión de su inhabilitación para poder tener una aval institucional y de alguna forma poder justificar una decisión”, argumentó Cellini.

“Que María Corina acuda al Tribunal del régimen significa de una u otra forma que está reconociendo a esta institución, pero evidentemente ella no lo va a reconocer por nada a cambio. Sería un error estratégico porque después el gobierno podría basarse en que no la habilitó debido a que ella no acudió al tribunal”, agregó.

Para el analista político, que Machado haya asistido al Tribunal Supremo de Justicia del régimen es un acierto porque “le pone la pelota ahora del lado del gobierno” y si ellos no llegan a habilitarla “tendrán que asumir el costo tanto nacional como internacional que eso signifique”.

El papel de Alex Saab

La figura de Alex Saab, detenido en una operación que involucró a Estados Unidos, puede representar una moneda de cambio para el régimen venezolano. Su detención y la posibilidad de ser utilizado como carta de canje evidencian la complejidad de las negociaciones de Barbados y la necesidad de construir confianza entre las partes.

La confianza, un elemento crucial en las negociaciones, se ve respaldada por la demostración de que Estados Unidos cumple con los acuerdos. La liberación de Saab, además de ser una posible condición para la habilitación de Machado, contribuiría a mejorar el clima en las conversaciones entre las dos partes, que históricamente han desconfiado mutuamente.

“Alex Saab puede representar una moneda de cambio para EEUU, pero al final ya era un estorbo para ellos porque lo detuvieron en una operación quirúrgica en Cabo Verde, lo expusieron con una braga naranja de preso, lo cual es un símbolo muy poderoso, lo mantuvieron bajo prisión durante más de tres años, le sacaron toda la información que les interesaba, lo exprimieron y hasta se regresó sin plata porque sin duda le incautaron cualquier cantidad de bienes”, aseguró Cellini Ramos.

Las complejidades de la situación venezolana recalcan la importancia de un proceso electoral libre y la rehabilitación de una oposición legítima en el escenario político. La figura de María Corina Machado y la manera en que el régimen de Maduro gestiona su potencial candidatura serán decisivas para un futuro democrático en el país