Elon Musk se disculpa por mensaje antisemita pero acusa a los anunciantes de chantajistas

Home » Technology » Elon Musk se disculpa por mensaje antisemita pero acusa a los anunciantes de chantajistas
Elon Musk se disculpa por mensaje antisemita pero acusa a los anunciantes de chantajistas

Elon Musk se disculpa por su mensaje antisemita, pero dice a los anunciantes: “Que os den por culo”

El magnate lamenta el tuit que publicó, pero acusa a las empresas de chantaje por suspender la publicidad 

Elon Musk tiene una peculiar forma de disculparse. El magnate dueño de la red social X, fundador de Tesla y SpaceX, ha admitido este miércoles en una conferencia organizada por The New York Times, que se equivocó al dar la razón a un mensaje antisemita que difundía una teoría de la conspiración del nacionalismo blanco. Pero al tiempo que reconocía su error, ha acusado a los anunciantes que han retirado su publicidad de “chantaje” y ha elevado el tono para dirigirse a ellos: “Que os den por culo”, ha repetido por dos veces, refiriéndose además expresamente a Bob Iger, el jefe de Disney, uno de los que cortó la publicidad y que había intervenido poco antes en el mismo foro.

El lenguaje de Musk, en un foro formal por el que habían pasado a lo largo del día la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris; el presidente de Israel, Isaac Herzog; la de Taiwán, Tsai Ing-wen, a través de videoconferencia; el presidente de JP Morgan, Jamie Dimon, o precisamente el de Disney, Bob Iger, entre muchos otros, ha sorprendido a los presentes.

La publicidad sigue siendo la principal fuente de ingresos de Twitter y de forma implícita el magnate ha llamado a los usuarios a boicotear a las empresas que han decidido suspender la publicidad en la red social tras su mensaje antisemita. Entre esas empresas están IBM, Apple, Disney, Sony, Warner, Paramount y Lionsgate.

Musk desató la indignación con sus propios tuits al contestar a un mensaje de un usuario que acusaba a los judíos de odiar a los blancos y profesar indiferencia ante el antisemitismo. El mensaje suscribía la teoría conspiranoica del reemplazo, según la cual los judíos están apoyando a “hordas de minorías” que están “inundando” el país para reemplazar a los blancos. Esa teoría de la conspiración fue la misma que motivó el mortal tiroteo en la sinagoga del Árbol de la Vida en 2018. “Has dicho la pura verdad”, tuiteó Musk.

Este miércoles, en Nueva York, el magnate ha empezado desafiante cuando le han preguntado por ese tuit: “No tengo ningún problema en que me odien”, ha dicho. Y que le daba igual que la gente le odiase, le amase o que confiase en él o no porque SpaceX hace los mejores cohetes y Tesla los mejores coches.

Luego, sin embargo, ha reconocido que ese mensaje fue “uno de los más tontos” que jamás haya compartido en X y ha llegado a disculparse por si ese mensaje alentó el antisemitismo: “Lo siento mucho”, ha dicho. “En retrospectiva, no debería haber respondido a ese mensaje en particular”, ha añadido.

“Básicamente, le entregué un arma cargada a la gente que me odia”, ha indicado Musk, que se ha quejado de que los medios ignoraron sus intentos de aclarar el significado de su mensaje. El dueño de X ha señalado que su reciente viaje a Israel “no fue una gira de disculpas” pese a que se produjese en un momento en que necesitaba lavar su imagen. Musk accedió a otorgar al Gobierno de Benjamin Netanyahu la facultad de autorizar el uso en la Franja de Gaza de la conectividad que proporciona su red de satélites Starlink.

Pero tras admitir su error con el mensaje y disculparse, se ha encarado con los anunciantes que decidieron retirar su publicidad de la plataforma al no sentirse cómodos con una red social en la que se estaban publicando numerosos mensajes antisemitas, además del suyo.

Iger había justificado poco antes en el mismo foro la decisión de Disney. “Tengo mucho respeto por Elon y lo que ha logrado”, dijo. “Al asumir la posición que asumió de manera bastante pública, sentimos que la asociación con esa posición y Elon Musk y X no era necesariamente positiva para nosotros”, añadió el jefe de Disney.

Al ser preguntado Musk sobre qué opinaba de decisiones como esa, Musk se encendió: “No pongas publicidad. ¿Alguien va a intentar chantajearme con publicidad? ¿Chantajearme con dinero? ¡Que os den por culo! ¡Que-os-den-por-culo! ¿Está claro? Hola, Bob, si estás entre el público”.

“Lo que este boicot publicitario va a hacer es matar a la empresa”, ha señalado Musk. “Y el mundo entero sabrá que esos anunciantes mataron a la empresa”, ha añadido, mientras entre los presentes estaba Linda Yaccarino, la consejera delegada que fichó para recomponer las relaciones con los anunciantes.