Niño Rodrigo Alonso Hernández Rey prospecto del béisbol

El niño Rodrigo Alonso Hernández Rey, con apenas 6 años, es considerado un buen prospecto porque se pierde de vista al mostrar destellos como lanzador y bateador, al igual que el japonés Shohei Ohtani que pitchea y batea en las Grandes Ligas.

Es un zurdo nativo de Guanare del estado Portuguesa, reside en la urbanización José Antonio Páez y pertenece a la escuela de béisbol menor “Navegantes de los Próceres”. Entrena duro mañana y tarde. Combina el deporte con los estudios, súper motivado por su orgulloso abuelo Reynaldo Rey, uno de sus grandes consejeros, quien lo
acompaña a todas las prácticas.

“Me gusta mucho jugar, muy motivado con el guante, bate y la pelota”, manifiesta bastante sonriente el moreno, a quien ven como uno de las grandes promesas de la academia.

Recientemente se soltó a batear durante un torneo nacional categoría semillitas, disputado en La Victoria estado Aragua. Verlo lanzar es todo un espectáculo por su amplio repertorio, y a la hora de batear es muy selectivo para conectar sólidos batazos hacia todos los lados del campo.

Es fanático de los Tiburones de La Guaira y de su paisano Martín Pérez, el serpentinero de los Rangers de Texas, con quien ha compartido mucho, incluso el bigleaguer admira las cualidades del chipilín. “Quiero ser como Martín o mucho mejor. Él es un ser humano extraordinario”, agrega Rodriguito, gran pupilo de su tía
Thaís Rey,

El profesor Franklin Zamuria, uno de sus principales entrenadores, estima que este deportistas en formación y desarrollo es una verdadera joya. “No tengo dudas que se perderá de vista y será un futuro grandeliga portugueseño.

El niño tiene mucho talento y grandes proyecciones. Un punto bastante importante es que trabaja fuerte para seguir mejorando y progresando, con mucha dedicación y perseverancia. Tiene una recta muy potente y el swing
es de mucha calidad”, explicó el trainer.

Con información de Avelino Avancín/Guanare, estado Portuguesa