El primer descenso de la población china en seis décadas hace saltar las alarmas sobre la crisis demográfica

China

La población de China descendió el año pasado por primera vez en seis décadas, un giro histórico que se espera marque el inicio de un largo periodo de declive de su número de ciudadanos con profundas implicaciones para su economía y el mundo.

La Oficina Nacional de Estadística del país informó de un descenso de aproximadamente 850.000 personas para una población de 1.41175 millones en 2022, lo que supone la primera disminución desde 1961, el último año de la Gran Hambruna china.

Esto posiblemente convierta a India en la nación más poblada del mundo. Los expertos de la ONU predijeron el año pasado que India tendría 1.412 millones de habitantes en 2022, aunque no esperaban que el país del sur de Asia superara a China hasta este año.

Sin embargo, India sólo recopila cifras de población cada 10 años y su último censo, previsto inicialmente para 2021, se ha retrasado debido a la pandemia.

A largo plazo, los expertos de la ONU ven que la población de China se reducirá en 109 millones para 2050, más del triple de la disminución de su pronóstico anterior en 2019.

Eso ha hecho que los demógrafos nacionales lamenten que China envejecerá antes de enriquecerse, ralentizando la economía a medida que caen los ingresos y aumenta la deuda del gobierno debido a los crecientes costos de salud y bienestar.

«Las perspectivas demográficas y económicas de China son mucho más sombrías de lo esperado. China tendrá que ajustar su política social, económica, de defensa y exterior», afirmó el demógrafo Yi Fuxian.

Añadió que la disminución de la población activa del país y la caída del peso de la industria manufacturera agravarán aún más los altos precios y la elevada inflación en Estados Unidos y Europa.

«El crecimiento económico tendrá que depender más del aumento de la productividad», añadió Zhiwei Zhang, economista jefe de Pinpoint Asset Management.

Kang Yi, director de la Oficina Nacional de Estadística, descartó la preocupación por el descenso de la población y declaró a la prensa que «la oferta global de mano de obra sigue siendo superior a la demanda».

La tasa de natalidad de China el año pasado fue de sólo 6,77 nacimientos por cada 1.000 habitantes, por debajo de la tasa de 7,52 nacimientos de 2021 y marcando la tasa de natalidad más baja de la que se tiene constancia.

El número de mujeres chinas en edad fértil, que el gobierno define entre 25 y 35 años, se redujo en unos 4 millones, dijo Kang.

La tasa de mortalidad, la más alta desde 1974 durante la Revolución Cultural, fue de 7,37 muertes por cada 1.000 personas, frente a una tasa de 7,18 muertes en 2021.

IMPACTO DE LA POLÍTICA DEL HIJO ÚNICO

Gran parte del declive demográfico se debe a la política china del hijo único impuesta entre 1980 y 2015, así como a los elevadísimos costes de la educación, que han disuadido a muchos chinos de tener más de un hijo o incluso de tener ninguno.

La política del hijo único y la tradicional preferencia por los varones también han creado un profundo desequilibrio de género. Según los últimos datos, China tiene unos 722 millones de varones frente a 690 millones de mujeres. Este desequilibrio, más pronunciado en las zonas rurales, ha hecho que en los últimos años se formen menos familias.

Los datos fueron trending topic en las redes sociales chinas tras la publicación de las cifras el martes. Un hashtag, «#¿Es realmente importante tener descendencia?» tuvo cientos de millones de visitas.

«La razón fundamental por la que las mujeres no quieren tener hijos no reside en ellas mismas, sino en el fracaso de la sociedad y de los hombres a la hora de asumir la responsabilidad de criar a los hijos. Para las mujeres que dan a luz, esto supone un grave deterioro de su calidad de vida y su vida espiritual», publicó un internauta con el nombre de usuario Joyful Ned.

Los internautas chinos también se han quejado de la presión a la que se ven sometidos los recién casados para tener descendencia lo antes posible.

Según los expertos en población, las estrictas políticas chinas de «cero covida» aplicadas durante tres años han perjudicado aún más las perspectivas demográficas del país.

Desde 2021, los gobiernos locales han puesto en marcha medidas para animar a la gente a tener más hijos, como deducciones fiscales, permisos de maternidad más largos y ayudas a la vivienda. El presidente Xi Jinping también dijo en octubre que el gobierno promulgaría más políticas de apoyo.

Sin embargo, las medidas adoptadas hasta ahora han hecho poco por frenar la tendencia a largo plazo.

Las búsquedas en línea de cochecitos de bebé en el motor de búsqueda chino Baidu cayeron un 17% en 2022 y han bajado un 41% desde 2018, mientras que las búsquedas de biberones han bajado más de un tercio desde 2018. Por el contrario, las búsquedas de residencias de ancianos se multiplicaron por ocho el año pasado.

Lo contrario ocurre en la India, donde Google Trends muestra un aumento interanual del 15 % en las búsquedas de biberones en 2022, mientras que las búsquedas de cunas se multiplicaron casi por cinco.

 

ENLACE ORIGINAL: China‘s first population drop in six decades sounds alarm on demographic crisis | Reuters

 

VEA TAMBIÉN: https://entornointeligente.com/2022/12/02/cerca-de-3-000-migrantes-venezolanos-con-vih-han-sido-atendidos-por-aid-for-aids-colombia/